Recorridos por experiencias de paz

Como un proceso formativo para fortalecer redes y comunidades de aprendizaje y lograr que sus participantes puedan documentar los cambios en la cultura de violencia que generan en sus escuelas y contextos propios, Educapaz lanzó el diplomado en sistematización de experiencias para la incidencia en educación.

¿Qué es una buena práctica? En Educapaz creemos que no son solo las que cumplen plenamente sus objetivos, ni las que se vuelven autosostenibles y ni siquiera las que sobreviven en el tiempo. Para nosotros una buena práctica es aquella de la que se puede aprender, aún si lo que tienen para mostrar son errores que no se deben volver a cometer y lecciones a futuro. Pero para hacerlo, para realmente sacarles el jugo a estas experiencias, es necesario primero sistematizar las. Esto significa describirlas, reconstruir sus historias, preguntar y encontrar respuestas que nos lleven a entenderlas y, finalmente, contar los hallazgos para que otras personas y grupos puedan beneficiarse de ellos.

Como casi todas las cosas importantes en la vida, sistematizar no es cuestión de simplemente soplar y hacer botellas; para hacerlo bien se necesita tener en consideración ciertas pautas, lógicas y reflexiones, no a manera de camisa de fuerza sino de guía y apoyo metodológico. Esto es justo lo que intentamos hacer desde Educapaz con Recorridos por experiencias de paz, un diplomado en sistematización de experiencias para la incidencia en educación. Se trata de cinco módulos temáticos, cada uno con sus particularidades pero que intenta seguir una estructura similar aunque flexible en tres tiempos: el primero, de preparación, que incluye un recorrido por la plataforma Pazatuidea, la lectura de las guías y la preparación de los espacios de trabajo con los sectores y actores involucrados. El tiempo de post, asegura el registro de lo acaecido y de los productos, dejando tareas abiertas. Por último, el cuerpo de cada módulo es el desarrollo del contenido básico y específico, y describe las actividades específicas que proponemos realizar, bien entre los miembros del equipo dinamizador, o también con los sectores involucrados, para cada momento.

El diplomado se realizará de manera virtual y tiene una duración de tres meses. Para postularse, es necesario conformar equipos de trabajo de entre tres y cinco personas, que hayan llevado a cabo o estén desarrollando, de manera conjunta, experiencias de educación para la paz en contextos urbanos o rurales. Descarga el documento y conoce más sobre esta oportunidad.

ESTRUCTURA DEL DIPLOMADO Recorrido Por experiencias de paz

Módulo 1: Entrar en sintonía

En este módulo, los participantes hacen una primera descripción muy general de la experiencia que decidieron revisar. Entonces aclaran vínculos y acuerdan rumbos y la «sentilógica» de sus acciones (el porqué y para qué de lo que están emprendiendo). Además los integrantes del equipo dinamizador asumen roles o funciones, de acuerdo con sus propios perfiles e intereses.

Módulo 2: Reconstrucción de la experiencia

Se construyen líneas de vida de la experiencia desde un plano general, y por etapas. El equipo dinamizador pasa a ser un equipo explorador de la memoria. Reconstruyen lo que ocurrió, lo que les hicieron, lo que dejaron que se hiciera, y lo que hicieron en esa situación. Conectan con la dinámica del entorno (fuerzas externas activas). Van colocando esos sucesos en una línea de tiempo y luego buscan aquellos que, al ocurrir, significaron un cambio importante que marcó el inicio de otra etapa.

Módulo 3: Todos como pregunteros propiciando categorías emergentes

Es asumir la pregunta como experiencia colectiva y como objeto de investigación. Se recupera el ejercicio de una herramienta principal que es la de preguntar, y sobre todo la de formular preguntas colectivamente.

Módulo 4. De las respuestas: hallazgo, construcción, manejo y responsabilidad asociada

Asumir la respuesta como un insumo para cambiar la situación, una oportunidad en la que somos co-responsables. El equipo se transforma en investigador. Selecciona las preguntas que no van a generar respuestas, y las que sí. Define qué hacer con ellas. 

Módulo 5: Estrategia comunicacional y «cerrar-abriendo»

Colocar los productos en manos de potenciales usuarios para que dinamicen sus funciones, se alimenten de ellos, retroalimenten y favorezcan el proceso avanzado con la experiencia revisada. El equipo se transforma en comunicador. También debe devolver a los miembros de la comunidad lo que les corresponde de esta experiencia revisada. En la actualidad hemos identificado 33 experiencias en educación para la paz, señalando las temáticas que abordan, las problemáticas que trabajan, las estrategias que utilizan, la población beneficiada y su escenario o campo de acción.