Las escuelas tienen la palabra… ¡Y la usaron!

Dos cuentos, dos crónicas y una fotografía fueron los trabajos ganadores de la primera versión del concurso «La escuela tiene la palabra», organizado por Educapaz y dirigido a docentes y estudiantes del proyecto Escuelas de Palabra, región Caribe. Recibimos cuarenta y siete piezas que expresan el papel de

la escuela en el conflicto armado y la construcción de paz en sus territorios. Estas fueron evaluadas por  tres jurados independientes: la periodista María Isabel García, en la categoría de Cuento; el director de la maestría de Periodismo de la Universidad del Norte, Juan Pablo Ferro, en la categoría Crónica; y el reconocido fotógrafo Jesús Abad Colorado, en la categoría Fotografía. Los cinco trabajos ganadores y los

ocho con mención, puedes leerlos completos en nuestra Caja de herramientas. Acá, unos fragmentos.


CRÓNICA

Como Penélope (fragmento)

Autor: Jorge Humberto Correa Díaz – Ganador en la categoría Crónica

«Hay historia real, narración, reportería y detalle»: Juan Pablo Ferro.

«¡Qué tristeza la escuelita!», dijo la señora Verónica; «imagínese que por allá en el noventa y nueve o dos mil tuvimos que pedir dos profesores, porque la que había no daba abasto con tanto niño; eran casi cincuenta. En esa época esto se movía verracamente; ¿se acuerda  Camilo? En el puerto no cabían las falcas y todo el día los coteros tenían trabajo. Había gentecita y los niños hacían bulla con sus juegos y gritos. Cuando llegaron los erradicadores, algunas familias se fueron, pero la mayoría nos quedamos; nos unimos, hablamos con la Junta y fuimos a buscar al que los mandaba. Era un capitán de apellido Báez. Buena gente.

Nos dijo que recogiéramos lo que pudiéramos, que sus muchachos arrancaban algo, pero que nos dejaban otra partecita para que trabajáramos. Así duramos como un año, pero cuando cambiaron al capitán todo se vino abajo. El nuevo nos tumbó todo. Nos fuimos en grupo a hablar con él para negociar, pero no quiso. Entonces decidimos hacer el paro; nos  metimos a las chagras día y noche, nos turnábamos para no dejarlas solas, con eso, cuando llegaban, tendrían que matarnos para que los dejáramos tumbar las matas. Lástima que el 12 de septiembre de 2016 sucedió de verdad; uno de los soldados le disparó a José Olivo, el presidente de la Junta, lo dejó malherido y tuvimos que sacarlo de urgencia. Con eso la  gente se asustó; entre septiembre y diciembre se desocupó el pueblito. Así fue».

Link texto completo. pazatuidea.org/wordpress/wp-content/uploads/2020/06/COMO-PENÉLOPE-.pdf


CRÓNICA

El canto del toche (fragmento)

Autor: Kevin Sánchez – Ganador en la categoría Crónica

«Una narración que está muy cerca de lo literario y abre caminos de esperanza»: Juan Pablo Ferro.

«Mi piel comenzó a temblar, mis uñas cambian de colores, mis oídos están atónitos y no dieron lugar a mis ojos; una vez la maestra terminó de hablar volví a la cabalidad y era una ilusión, limpié mis ojos, no era posible; cuando entré al salón me ubiqué en una de las sillas traseras, sin dar importancia al resto de la clase y a la maestra que para ese momento alistaba unos documentos para la clase del día. Una mujer, brillante y radiante, parecía que el tiempo no hubiera pasado; todo ante mí se detenía, ella no me reconocía, o ya lo había hecho y estaba igual que yo. Su cabello negro, entretejido, piel color mestizo, labios rojos, ojos oscuros como su cabello, mirada suave y rojiza; ella, Tima Luna, aún siendo una joven que iniciaba sus estudios para convertirse en una maestra, fue capturada por nosotros, en

medio de una montaña, mientras hacía un recorrido, según nos contó; en el campamento; adelantaba unas investigaciones en su escuela sobre las aves de ese territorio».

Link texto completo. pazatuidea.org/wordpress/wp-content/uploads/2020/06/EL-CANTO-DEL-TOCHE-ganador-cronica.pdf


CUENTO

Hace algo de frío aquí arriba (fragmento)

Autor: Daniel Sepúlveda – Ganador en la categoría Cuento

«la capacidad del autor de situarnos desde el primer momento en un ambiente preciso y lograr complicidad con su oscilante estado anímico, entre apesadumbrado y conforme, con cierta contenida ironía»: María Isabel García.

«Hace algo de frío aquí arriba; siento el viento, lo escucho tan atentamente como se escucha a un amante. No encuentro nada, ningún mensaje, ninguna expresión; pero permanezco aquí, solo con el anhelo de que en algún momento a través de estos torrentes de tormentoso viento encuentre su voz por lo menos en alguna alucinación o en un juego tergiversado de la realidad, pues ya no tengo idea de lo que realmente pasa a mi alrededor. Hace algo de frío aquí, no tan  frío como esos ojos, esos labios, esas manos. Esos últimos instantes en los que su cuerpo se

convertía solo en un títere sin expresión, pues lo único que quedaba eran las memorias que teníamos de él. Ese momento se había convertido en un extraño, con un rostro y cuerpo similar a lo que recordamos de él. Una copia ausente, los restos de lo que fue».

Link texto completo. pazatuidea.org/wordpress/wp-content/uploads/2020/06/Hace-algo-de-frío-aquí-arriba-ganador-cuento.pdf


CUENTO

La petición de mamá (fragmento)

Autora: Aixa Samantha Cañas Torres – Ganadora en la categoría Cuento

«En el que el relato del transcurrir cotidiano de una niña entreteje episodios de su vida familiar y escolar, conduciéndonos paulatinamente y con intensidad en aumento hasta un violento y emotivo desenlace»: María Isabel García.

«Estaba aliviada, aunque un escalofrío recorrió mi espalda; estaba oscuro y de la casa no salía ni un destello.Me dio curiosidad saber de qué se trataba, quizás me querrán asustar, pensé, y planeé devolverles el ataque desde atrás, así que le dí la vuelta a la casa; me fijé por un agujerito que daba a la sala y sudé frío al ver un bulto oscuro tirado en el suelo. Era difícil saber a detalle qué era aquello, así que me quedé quieta un rato mientras mis ojos se acostumbraban a la falta de luz. Cuando pude identificar las cosas que se hallaban dentro, mis piernas comenzaron a temblar y me invadió el pánico. No era uno, ni dos, sino tres bultos, o mejor dicho, cuerpos, y nadie más que mis padres y mi hermano. Apreté mis puños y grité por la impresión… un gran error».

Link texto completo. pazatuidea.org/wordpress/wp-content/uploads/2020/06/LA-PETICIÓN-DE-MAMÁ-.p


FOTOGRAFÍA

Conversando en el florentino

Autora: Adriana Carolina Durán – Ganadora en la categoría Fotografía

«La foto me habla de participación, de unión en la escuela, de diálogo»: Jesús Abad Colorado.


Una atmósfera con paz: libros y escuela.

Autora: Andrés Felipe Lora Gómez – Mención Crónica.

Link texto completo. https://pazatuidea.org/wordpress/wp-content/uploads/2020/07/Una-atmósfera-con-paz_-libros-y-escuela-Mención-crónica.pdf


Trabajos con mención en el concurso