Explorando nuevos territorios

¿Pradera y Florida podrían convertirse en los dos nuevos municipios en los cuales se concentrarán las acciones de Educapaz? Esta es la pregunta que se están haciendo propios y extraños desde finales de noviembre, cuando la Coordinación nacional del programa, junto con la Pontificia Universidad Javeriana de Cali, visitaron esta zona del Valle del Cauca con el fin de evaluar la viabilidad de trabajar allí. 

No es de sorprender: al fin y al cabo el empoderamiento de las comunidades educativas desde sus realidades locales es uno de los pilares sobre los que surgió Educapaz, y las acciones en el sur del Tolima, territorio en el que el proyecto tiene presencia desde 2016, están en proceso de consolidación. Es momento, entonces, de que Educapaz se expanda y lleve las buenas prácticas y lecciones aprendidas a otras regiones. 

Aunque la visita exploratoria fue positiva, la decisión aún no está tomada. De hecho, también se están explorando territorios como Caquetá, Atrato o el Pacífico Sur. Por el momento lo único cierto es que Educapaz, fiel a su misión de llevar buenas prácticas educativas a todo el país, desde ya está pensando en impactar positivamente en un nuevo territorio de enorme riqueza y diversidad cultural y también de una profunda historia de violencia y conflicto armado.