El Chocó ya tiene su nodo

Compartir experiencias y casos de éxito alrededor de la educación en los distintos contextos sociales del departamento es uno de los objetivos de la recientemente creada Red intercultural nodo Chocó, una iniciativa que ayudará a fortalecer la educación propia, la etnoeducación y un proceso en el que se valore la diversidad y la interculturalidad.

Es una de esas palabras que todas las personas usamos y hasta entendemos instintivamente, pero cuyo significado rara vez nos ponemos realmente a analizar su significado: nodo. La física astronómica nos ha dado la que quizás sea la definición más bonita: un nodo es cada uno de los puntos de un cuerpo vibrante. Y eso es precisamente lo que ocurrió el pasado 27 de agosto con la creación de la la Red intercultural nodo Chocó: se unieron los puntos que pueden hacer vibrar la educación del departamento.

Propiciado por Educapaz, este nodo busca consolidar un espacio de participación que permita el intercambio de saberes sobre iniciativas de etnoeducación e interculturalidad para fortalecer los procesos educativos en el territorio y potenciar las relaciones interinstitucionales.

No se trata de una «comisión de sabios» ni mucho menos; al fin y al cabo, si de algo estamos convencidos, es de que toda persona que esté viviendo algo es más experta en el tema que cualquier experto. De allí que la conformación del nodo sea plural y diversa, con 21 personas con gran trayectoria en el tema intercultural, etnoeducativo y de trabajo comunitario, provenientes de instituciones y colectivos como el Consejo Comunitario Mayor de la Asociación Campesina Integral Del Atrato, la Red de Parteras del Chocó, el Consejo Regional Indígena del Chocó, la Red Nacional de Jóvenes de Ambiente-capítulo Chocó, el Foro Interétnico Solidaridad Chocó, la Corporación Cuenta Chocó, la I.E. de Quibdó y Medio Atrato, la Universidad Nacional Abierta y a Distancia, la Universidad Tecnológica del Chocó, la Diócesis de Quibdó, las secretarías de educación de Quibdó y de Chocó, la Alcaldía Municipal de Medio Atrato y la Gobernación del Chocó.

Como primeros pasos, la Red se ha propuesto crear mesas temáticas de interculturalidad, fortalecer los procesos comunicativos y educativos propios de sus miembros, reconocer los saberes ancestrales y promover el diálogo intergeneracional.

Un nodo es cada uno de los puntos de un cuerpo vibrante. Este, del Chocó, espera poder consolidarse muy pronto para entrar en contacto con los otros nodos de educación que existen en el país y hacer que la educación colombiana vibre en la onda correcta: hacia la paz.