Educando para la paz en frecuencia modulada.

Educando ando y Voces del sur son dos programas radiales que acompañan a docentes y familias del litoral Pacífico y del sur de Tolima, respectivamente, para promover aprendizajes significativos, rescatar los saberes ancestrales, reconocer el territorio como un lugar rico en cultura y conocimientos y resaltar la educación como base de la comunidad. Educapaz celebra el Día Mundial de la Radio contando sus historias.

Es lunes por la tarde. El sol todavía alumbra con fuerza las calles del pueblo pero la brisa que viene del litoral amaina el calor que hasta hace poco pegaba con fuerza sobre los rostros de sus pobladores. Una de ellas, docente rural desde hace varios años, se apresura a entrar a su casa, acomodarse en su silla favorita y sintonizar la radio en el dial que ya conoce de memoria. Se entretiene escuchando el final de una pegajosa canción o el último segmento noticioso de la tarde hasta que, a las 4:00 p.m. en punto, de la bocina salen los musicales sonidos de una marimba, una tambora y una alegre canción que anuncia el comienzo del esperado programa:

Educando ando, por mi región.

Educando ando, con el corazón.

Educando ando, por mi región

Educando ando, con el corazón.

Presten atención, padres, niños y

docentes hablemos de educación

de una forma diferente

El Pacífico bendito en minga aprenderá,

como decía mi abuelo: la primera

escuela es tu hogar.

Como decía mi abuelo: la primera

escuela es tu hogar*.

Este ritual lo repiten cada lunes y miércoles, a la misma hora, decenas de docentes, estudiantes, familias, niños, niñas y jóvenes de las comunidades educativas de Guapi, Timbiquí y López de Micay. Este es el principal público que tiene el programa radial Educando ando, un espacio liderado por el equipo territorial de Educapaz en el litoral Pacífico con el apoyo de Marina Stereo (100.9 FM) y Micay Estéreo (88.9 FM).

«El programa arrancó en abril de 2020, en medio del COVID-19, como una forma de

acompañar a docentes, jóvenes, familias, mujeres, líderes y a la comunidad estudiantil de estos municipios durante la cuarentena y el cierre de las escuelas». Así lo explica Liliana Mosquera, gestora de redes del litoral caucano para Educapaz y quien junto con Luis Fernando Bonilla dirige Educando ando. Para ella este es un espacio perfecto para dinamizar y visibilizar la riqueza cultural y los procesos educativos de la región: sus logros, retos, proyectos, la forma en que están trabajando, la manera en que están asumiendo la nueva realidad o el modo en

que se relacionan con el territorio. Esto a  través de segmentos como «Tema del día», «Motívate», «¿Sabías que?», «Cómo vamos  en la educación», «Conociendo lo nuestro»,  «Educapaz más cerca de ti» y «Hoy recomendamos».

A varios kilómetros de allí, rodeados de las montañas de la cordillera Central, la dinámica no es muy distinta: seis emisoras locales del sur del Tolima, en distintos horarios, abren sus micrófonos a las y los cerca de cincuenta docentes que están detrás de Voces del sur, un programa radial que nació en julio de 2020, también en respuesta a la pandemia, con el fin de acercar a las comunidades educativas, especialmente a niños, niñas y jóvenes de los municipios PDET de la esquina sur del departamento: Ataco, Chaparral, Planadas y Rioblanco. «Somos una experiencia que, a través de la emisión  de programas radiales educativos con contenidos pertinentes a la región, logra aprendizajes significativos que permiten el fortalecimiento de competencias y capacidades en sus oyentes». Quien lo afirma es Alejandra Orobio Solis, una de las lideresas detrás de la iniciativa.

Más que un programa de radio, Voces del sur logró consolidar una «red» de docentes a nivel subregional, una que sirvió para generar dinámicas de cooperación que iban mucho más allá de la preparación de cada emisión y para afrontar de manera coordinada los retos que implicó continuar enseñando en medio de una emergencia y una cuarentena. Tal ha sido su impacto en la educación de la región, que fue reconocida con el Premio Compartir al Maestro 2020, en la categoría de colectivos.

«Nuevamente la radio, que opiniones populares se aventuran a calificar como un medio que está mandado a recoger, salvó a la educación rural colombiana –asegura

Alejandra–. Este proceso nos recordó que el campo colombiano se ha valido de dinámicas propias para sobrevivir y dar empuje a su diversidad de poblaciones, renunciando a reproducir modelos urbanos y paralelamente buscando una singularidad, pertinencia, apropiación y reconocimiento».

Con formatos clásicos pero reinventados para que ganen en dinamismo, como dramatizados y audiocuentos con mensajes sobre la solidaridad, la autoestima, el cuidado del agua, el medio ambiente o las huertas caseras, Voces del sur ha venido creciendo exponencialmente en audiencia, terminando el 2020 con un especial navideño que superó todas las expectativas.

Estas dos iniciativas se suman a una rica tradición colombiana de utilización de la radio para formar y promover la educación, especialmente en zonas rurales, tradición que tiene en Radio Sutatenza (1947-1994) uno de los más recordados exponentes y que ahora, ante la suspensión temporal de las clases presenciales por la pandemia, ha tenido un renovado auge. Pero tanto Educando ando como Voces del sur se proyectan como mucho más que unos programas temporales durante la emergencia y, de hecho, quieren sostenerse en el tiempo como una estrategia educativa permanente y sostenible. Tienen todo el potencial para  hacerlo, no solo porque la radio continúa siendo el medio más eficaz para llegarle a las personas en unas regiones donde la conectividad móvil y de internet no es la mejor –e incluso puede llegar a ser nula en amplias zonas rurales–, sino porque también es el medio que mejor puede recoger la riqueza cultural de sus pobladores.

Para Liliana, por ejemplo, «nuestra gente tiene la facilidad de crear cuentos y cantos, y el formato de la radio permite reflejar eso, incluirlo, permitiéndoles a las personas que participan del programa o se entrevistan, ser ellas mismas, que den los mensajes a su manera. Es un medio muy dinámico y flexible, y eso es lo que queremos». Es por eso que la apuesta de mediano plazo de Educando ando es que las comunidades educativas se apropien y lideren todo el programa, desde su contenido hasta su producción y difusión. Voces del sur también se ve existiendo a largo plazo, aún cuando acabe la emergencia. De acuerdo con Alejandra: «El éxito y la acogida que ha tenido el programa nos ha hecho cambiar los planes iniciales que eran terminarlo en 2020. Esperamos que nuevos docentes se unan a esta iniciativa y queremos consolidar  especialmente la Red de Educación Radial en el sur del Tolima para que sea un proyecto de sostenibilidad en el territorio, apoyado por distintos actores de la región».

No son solo ellas dos quienes le ven este potencial a la radio: las Naciones Unidas, que desde 2013 reconoce el 14 de enero como el Día Mundial de la Radio, ve en ella un medio potente y de bajo coste para llegar a las comunidades más remotas y vulnerables, estimulando la participación igualitaria sin importar el nivel educativo de los oyentes, lo cual la pone en una situación ventajosa para unir comunidades diversas, educar y fomentar las transformaciones positivas.

Mensaje del Secretario General de las Naciones Unidas

La radio une a la gente. En esta época en que los medios de comunicación evolucionan con rapidez, la radio conserva su lugar especial en cada comunidad como fuente accesible de noticias e información.

Pero la radio también es fuente de innovación: fue pionera en dar la palabra a la audiencia y emitir contenido creado por los usuarios varias décadas antes de que se generalizaran esas técnicas.

La radio ofrece una diversidad maravillosa en sus formatos, en sus idiomas y en los propios profesionales de la radio.

Ese es un mensaje importante para todo el mundo. En nuestro empeño por alcanzar los Objetivos de Desarrollo Sostenible y hacer frente a la crisis climática, la radio puede desempeñar una función clave como fuente tanto de información como de inspiración.

En este Día Mundial de la Radio, reconozcamos el poder perdurable que tiene la radio para promover la diversidad y contribuir a construir  un mundo más pacífico e inclusivo. 

António Gutierres