Bancada por la educación: ocho meses legislando

Tener a varios congresistas de múltiples partidos y diversas ideologías políticas intentando sacar una agenda común para la calidad educativa comenzó siendo una utopía y hoy se consolida como una realidad.

En medio de un Congreso marcado por la polarización, la Bancada por la educación, aquel grupo de 29 parlamentarios pertenecientes a 11 agrupaciones políticas de todas las corrientes ideológicas, son un afortunado recordatorio de que las diferencias políticas, necesarias en democracia, no tienen por qué ser sinónimo de ingobernabilidad; y de que, en ocasiones, lo único que necesita el país es, como diría Álvaro Gómez, ponerse de acuerdo en lo fundamental. 

Eso, precisamente, es lo que ha venido haciendo la bancada desde hace ocho meses, con la asistencia técnica de Educapaz y de Viva la Ciudadanía: construir una agenda política y legislativa común y multipartidista, que logre responder de manera oportuna a los actuales retos del sistema educativo colombiano. 

Los debates sobre el Plan Nacional de Desarrollo 2018-2022, recientemente aprobado por el Congreso, pusieron a prueba tanto la cohesión como la eficacia de la bancada, reto del que, sin duda, salió fortalecida. Al fin y al cabo presentaron 23 propuestas de cambio al proyecto, y lograron el apoyo de 12 congresistas de 6 organizaciones políticas para el primer debate, y de 23 parlamentarios de 8 partidos para el segundo, en temas fundamentales y polémicos como la alimentación escolar, el acceso a la educación superior, la Infraestructura, la jornada única y la etnoeducación, entre otros.

En el corto y mediano plazo, más allá de defender una postura común frente proyectos de gran calado en trámite como el de la condonación de deudas del icetex, el transporte escolar en zonas de difícil acceso o la gratuidad de las universidades públicas para el estudiantado del Sisben 1, 2 y3, la Bancada por la Educación se ha propuesto vincular nuevos actores, realizar debates de control política y audiencias públicas territoriales e impulsar proyectos e iniciativas como el de la política de educación rural Su éxito será, en gran medida, el de la educación del país.